LECTORES : 193008
SENDERO LUMINOSO
Publicado por administ - 15/04/11 10:12PM - 59 Comentarios - Articulos - 1/52/53/54/55/5

OSAMA BIN LADEN  !MUERTO!

Diez años tarde, no importa, un día caerán todos, mas vale tarde que nunca.

 

LO QUE SE CALLA, SE OLVIDA

...SE OLVIDA LO QUE SE CALLA


Para los  tuertos y miopes de espìritu, sòlo el estado viola los Derechos Humanos.  Los miles de ejcutados, secuestrados , masacrados y dinamitados por Sendero Luminoso: hombres, mujeres niños, policias, militares, ah! esos.. tal vez fueron algunos excesos......

La violencia se siembra y la manosean intereses oscuros

Lea en Perú: que viene? el artículo de Martha Giraldo

Esclavos del pasado. EL RELATIVISMO ETICO

De Uri Ben Schemuel

Justicia ciega o venganza política? de:

María Cecilia Villegas

La verdad sobre La Cantuta

La sentencia  Villa Stein... 

El Principio del Derecho y su relativismo político

Por Victor Robles Sosa

Susana Villaran y la "Flor de retama"

Eventos ocasionados por el movimiento terrorista Sendero Luminoso

La gravedad de la situación social y económica ocasionada en el Perú por gobiernos anteriores, en especial el socialista de Velasco Alvarado causó la migración de pobladores de la sierra hacia las ciudades de la costa en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. Esto dio lugar al surgimiento con fuerza increíble, del siniestro movimiento marxista (lucha de clases), leninista (lucha armada), maoísta (la lucha empieza en el campo y va hacia la ciudad, Sendero Luminoso, liderado por el profesor universitario Abimael Guzmán.

 El PCP-SL (Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso) inicia, en un alejado pueblo de Ayacucho (Chuschi), una guerra popular del campo a la ciudad encaminada a tomar el poder, con la pretensión de convertir el Perú en "faro" de una revolución mundial. Abimael Guzmán, "Presidente Gonzalo", más maoísta que el propio Mao, se autocalifica la "cuarta espada de la revolución", y está convencido de que su pensamiento el "Pensamiento Gonzalo"– es ciencia  infalible.

 Sendero Luminoso se lanzó a un combate frontal contra el Estado peruano, causando miles de muertos y gravísimos daños en las infraestructuras productivas y de comunicaciones (coches bomba, voladuras de torres de alta tensión, descarrilamiento de trenes, destrucción de edificios e iglesias, captura de comisarías,etc.muerte de autoridades y líderes vecinales, etc).

 Guzmán había calculado que como respuesta el Estado peruano respondería con un terrible genocidio que podría ocasionar gran cantidad de muertos, hecho que haría que el 90% de la población se pase al campo de la revolución,

luego vendría la ofensiva final en la que las "tenazas de hierro" (asentamientos urbanos) tomarían la capital.

 Esto abarcaba hitos, campañas y planes que en la práctica se traducían en aniquilamientos selectivos, sabotajes, paros armados, acciones guerrilleras, sus denominadas "modalidades" de acción.

 Las oleadas a las que SL sometió al país fueron de una magnitud sin precedentes en el país y en la región. Pocas veces debe haber existido un movimiento político con tanto desprecio por la vida. En realidad, no hay un solo sector del país que no haya tenido un terrible saldo de víctimas por responsabilidad directa de SL: militares, policías, empresarios, campesinos, obreros, dirigentes populares, alcaldes y autoridades municipales en general, parlamentarios, candidatos a elecciones, miembros de ONG, extranjeros, miembros de la Iglesia Católica, miembros de otras iglesias, etc.

 Pero el daño mayor que ha hecho Sendero Luminoso, considero yo, es haber logrado el grado de confrontación entre peruanos en su afán de destruir instituciones básicas como el poder judicial, las fuerzas armadas, la policía nacional y las universidades propiciando movimientos socialistas que infiltrados  en diversos escenarios tratan de hacer daño e influir sobre la población, especialmente sobre los jóvenes, a base de conceptos errados sobre valores tales como el respeto al prójimo, el amor a los semejantes, el amor a la patria y a la familia que son los ejes alrededor de los cuales deben las sociedades y que mal aplicados traban el desarrollo de los pueblos

 María Elena Moyano

Uri Ben Schmuel

uribs@larazon.com.pe

Hoy se cumplen 19 años del asesinato de María Elena Moyano, en medio de una pollada en un Comité del Vaso de Leche del Primer Sector de Villa El Salvador. Los “militantes del PCP-SL”, como llama la infame CVR a los sicarios de Sendero, le dispararon varias veces en el pecho y la cabeza a quemarropa. Luego la arrastraron a la salida, donde le colocaron 5 kilos de explosivos. Su cuerpo quedó destrozado y sus restos esparcidos en 50 metros a la redonda.

Pero como dijo alguna vez la diputada argentina Nora Ginzburg en referencia al régimen de Kirchner (y lo mismo vale para los nuestros del año 2000 en adelante) “la política de derechos humanos del Gobierno ha creado una fábula que hay que desterrar. No hubo muertes buenas y muertes malas (...) no podemos olvidar las ejecuciones, los secuestros, las bombas (y encima) se levanta un monumento a la ‘memoria y la justicia’, que representa la mitad de lo que ocurrió. Así no se concibe ninguna reconciliación”. Sí, pues, hay muertos buenos y malos. Muertos recordables y olvidables. No espere usted muchos homenajes en este día a la “Madre Coraje”, porque ello significaría refrescar la memoria sobre cómo actuaban los “militantes” senderistas.

Ginzburg, de paso, había presentado en su momento un proyecto de “Punto Final” para los militares, similar al que aquí plantea el candidato al Congreso y colega Víctor Robles. La progresía allá le saltó a la yugular, como sucederá probablemente entre nosotros cuando el buen “Viro” lo plantee desde su escaño.

Ginzburg, al igual que Víctor Robles desde sus columnas –que este diario se enorgullece en publicar semanalmente–, se considera una predicadora en el desierto. “Por lo menos quiero que haya una voz, la mía, que se alce contra esta fábula que se ha ido construyendo”, dice en referencia a la versión sesgada que se presenta a las nuevas generaciones respecto a lo que fue la lucha contra la subversión. Y ojo, que no solo en Perú o Argentina reescriben la historia. Lean este párrafo:

“Como siempre, el manejo de los derechos humanos tiene una connotación muy definida: si se trata del Ejército, en automático la cultura tradicional de izquierda tiende a condenar cualquier acción; y dónde están las quejas de los derechohumanistas en contra de los asesinatos, ejecuciones, vejaciones, atropellos y abusos del otro lado”.

El autor es un mexicano y se refiere a lo que pasó en un momento en su país. En todas partes, las ONG siguen el mismo patrón. Nos abruman con sus “DD. HH.” al punto de haber dejado huérfanos de todo derecho a millones de ciudadanos. A ellos solo les importan los derechos de los victimarios y no de las víctimas.

Pregunte a cualquier caviar y le dirá sin dudar un segundo que sólo los estados y sus agentes pueden violar los “DD. HH.”, no grupos o individuos extraestatales. Sí, claro, si los presiona un poco quizá admitan tímidamente que SL y el MRTA cometieron “excesos”, pero nunca, nunca, dirán que violaron los derechos humanos con el mismo énfasis con el que señalan a quienes nos defendieron de esas bandas.

Una guerra ganada en el terreno militar se ha perdido, lamentablemente, en lo político, jurídico y mediático. Una victoria impecable se ha transformado en “guerra sucia” que enloda a los combatientes del Estado y limpia a los asesinos de las bandas terroristas. Ese y no otro, nunca nos cansaremos de señalarlo, es el trasfondo del circo derechohumanista.

 

Peru: Una cruzada ideologica contra Alberto Fujimori - por Nicole M. Ferrand

El ex presidente del Perú, Alberto Fujimori, fue sentenciado a 25 años de cárcel por “ordenar dos (2) masacres” que resultaron en veinticinco (25) muertes durante su tiempo en la Presidencia de la Republica desde 1990 hasta el 2000.[1] Esto a pesar que ninguno de los ochenta (80) testigos llamados a declarar pudieron acusar a Fujimori de haber ordenado matanzas, secuestros o desapariciones forzosas, a pesar de haber sido intimidados por los mismos jueces quienes les ofrecieron, en más de una oportunidad, dejarlos libres antes de tiempo si culpaban al ex – Gobernante.Pero los testigos simplemente no pudieron; uno tras otro hasta los testigos clave de la parte querellante, los miembros del “Grupo Colina”[2] quienes supuestamente llevaron a cabo estos ‘asesinatos,’ enfáticamente negaron haber recibido órdenes de Fujimori para cometer esos ‘crímenes’; es más; de acuerdo a sus manifestaciones, jamás, si quiera, lo conocieron personalmente.[1] Estas “masacres” ocurrieron en 1991 y 1992.[2] Grupo creado en los 90s que supuestamente operaba bajo las órdenes de Vladimiro Montesinos, jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). El líder de Colina era el capitán Martin Rivas que a su vez, le respondía al General Rivera Lazo. Supuestamente Lazo recibía órdenes de Montesinos, cargo que nunca ha sido probado.Según una reciente encuesta de opinión, dos tercios de la población piensa que Fujimori fue encontrado culpable sin ninguna prueba y muchos líderes de opinión, expertos y abogados coinciden.De acuerdo a la mayoría de expertos en la materia, Fujimori fue condenado incluso antes de haber pisado las salas de ese tribunal. El juicio que se convirtió en un show y que fue televisado en su totalidad, fue un completo fraude. Primero que nada, los tres jueces que condenaron al ex Presidente, Cesar San Martín, Víctor Prado Saldarriaga, y Hugo Príncipe Trujillo, condujeron el caso aún cuando, durante régimen de Alberto Fujimori, fueron separados de sus puestos en el Departamento de Justicia por liberar a supuestos terroristas y criminales mientras se dedicaban a acusar a miembros de las fuerzas armadas de ser ‘muy duros’ en sus tácticas de combate. Es evidente que los ‘magistrados’ vieron en este juicio la oportunidad de vengarse.Como resultado, durante el proceso legal en contra del ex – Presidente, San Martín, Prado y Trujillo estaban claramente en contra del acusado no pudiendo si quiera esconder su profundo desprecio por el ex líder, aún cuando las cámaras rodaban. Abiertamente reprendían a cualquier testigo que mostrara simpatía por el ex Presidente o cuando no podían implicarlo. Lo que es peor aún, los tres “magistrados” redactaron la sentencia incluso antes que la defensa terminara de presentar su caso. Por ello muchos concuerdan que la corte impuso una Sentencia Ideológica, que no está basada en hechos sino en prejuicios personales, opiniones y argumentos. Con este veredicto lo que querían era castigar a Fujimori por adoptar medidas económicas neoliberales y por mantener una postura fuerte contra el terrorismo, lo opuesto a lo que ellos absurdamente creen.Por que ideológica?Después de la caída de la Unión Soviética, muchos socialistas y comunistas buscaron reciclarse para no desaparecer y trabajaron incesantemente para ocupar puestos en el Departamento de Justicia en varios países de América Latina. Muchos pensaron que al hacerlo, podrían utilizar sus puestos en contra de sus enemigos cuando se presentasen oportunidades legales. Otros decidieron organizarse y formar Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s como ‘Aprodeh’) bajo el pretexto de defender los ‘derechos humanos’ con la clara intención de aliarse con jueces locales para imponer sus ideas socialistas en los países donde decidían operar.En este contexto, fue bajo Alberto Fujimori que la izquierda prácticamente desapareció del escenario político y que el Perú logró derrotar a lar organizaciones terroristas marxistas Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. El ex Presidente tomó la valiente decisión de implementar políticas eficaces que resultaron en la derrota de estas dos organizaciones criminales, pero que también le ganaron el odio de la izquierda que, hasta el día de hoy, siguen siendo sus enemigos mas acérrimos. Nunca le podrán perdonar a Fujimori que haya logrado derrotar a sus aliados políticos. Por sus logros, el 60% de la población consideran que Fujimori fue el mejor Presidente de la historia del Perú. Es importante entender que Fujimori heredó un país en total caos donde la violencia estaba fuera de control y donde la hiperinflación alcanzaba niveles del 18,000%. El ex – presidente logró derrotar a SL y al MRTA, quienes desde los ochenta, sistemáticamente mataron a mas de 25,000 personas, incluyendo a miembros de las Fuerzas Armadas y la policía, quienes valientemente lucharon contra estos criminales en las circunstancias más difíciles. Además, los terroristas dejaron miles de heridos, huérfanos y viudas dejando a la población en la miseria absoluta.En el frente económico, SL y el MRTA hicieron lo posible para destruir el país y condenar a sus ciudadanos a vivir en pobreza. Por otro lado, Fujimori adoptó el modelo neo-liberal alcanzando el mayor crecimiento en America Latina desde el 2002 al 2008, con un promedio de 6.7%. Esta es otra razón por la que la izquierda ha perseguido a Fujimori sin cesar; Fujimori demostró que sus políticas producían resultados en lugar del modelo socialista que ya ha fracasado en Latinoamérica.El experto legal Peruano, Enrique Ghersi, dio una entrevista al diario “Correo” después de saberse la sentencia.[1] En sus declaraciones dijo que el proceso debía anularse por completo. Primero que nada, los tres jueces que lo encontraron culpable nunca debieron ver el caso debido su clara hostilidad hacia el ex Presidente. Además, de acuerdo a las leyes peruanas, los abogados querellantes deben probar la participación personal del acusado en el crimen del que se le acusa. En este caso, alguno de los testigos acuso a Fujimori de ordenar la matanza de quince (15) personas que fueron confundidas por terroristas de Sendero Luminoso en Barrios Altos a las afueras de Lima el 3 de Noviembre de 1991? No. Alguien pudo implicarlo personalmente de mandar a matar en Julio de 1992, a un profesor universitario y nueve estudiantes de la Universidad La Cantuta en Lima? No. Los abogados demandantes no presentaron ninguna prueba que indicase que Fujimori haya sido responsable de ordenar estos actos. Por ello, el juicio fue político.Después del veredicto, la ‘izquierda caviar[2], los autodenominados ‘intelectuales’ (como el escritor Mario Vargas Llosa a quien Fujimori derrotó en 1990 y que desde ese entonces tiene una amargura tremenda contra el ex presidente), Salomón Lerner de la infame “Comisión de la Verdad y Reconciliación” a quien la mayoría de Peruanos considera un traidor, y los medios de comunicación afines, reaccionaron con alegría felicitando la decisión de la corte diciendo que Fujimori había sido acusado de cometer ‘crímenes de lesa humanidad,’ lo que no es verdad. Hubieran querido que sea así pues, si era hallado culpable de este delito, ninguna corte o autoridad podría invalidar o anular la sentencia. Según Ghersi, los párrafos que mencionan esta tipología, sólo están al principio de la sentencia y sólo se mencionan como consideración. No fueron utilizados para efectivamente sentenciar el ex – Presidente, lo que significa que el veredicto, en teoría, podría ser anulado. ¿Por qué no pudieron los jueces sentenciarlo por crímenes de lesa humanidad por más que quisieran? Pues porque la Corte Suprema de Chile, país donde vivió Fujimori antes de ser extraditado al Perú, negó su extradición por ese delito porque las ‘pruebas’ presentadas fueron rechazadas como insuficientes.Estos dos ‘crímenes’ fueron llevados a cabo por miembros de las fuerzas armadas que ocupaban rangos menores quienes no tenían la posibilidad de, si quiera, contactar al ex – Presidente directamente. Estos soldados tenían que actuar bajo una presión terrible, en un clima donde la violencia y la muerte dominaban en el Perú desde que los terroristas de SL y del MRTA comenzaron a atacar a la población. Como fue evidente en el juicio, nadie pudo implicar al ex Presidente de ordenar estos supuestos crímenes. Es más, los mismos miembros del “Grupo Colina” que eran los testigos clave en el juicio, aseguraron uno tras otro que nunca conocieron personalmente a Fujimori.El crimen de Barrios Altos fue un error de inteligencia, los responsables están en la cárcel y han expresado, en más de una oportunidad, su pesar. Pero el incidente de La Cantuta fue distinto. Ocurrió solo días después de la bomba que explotó en Tarata[3] cuando los miembros de las Fuerzas Armadas estaban bajo tremenda presión por encontrar a los responsables del ataque. Los supuestos culpables se estaban escondiendo en el campus universitario.[4] Como se pudo demostrar durante el juicio: los acusados nunca conocieron a Fujimori. La corte decidió, que era “indirectamente culpable,” un completo invento de estos jueces que, como simplemente no tenían ninguna prueba en contra de él, tenían que culparlo de cualquier crimen para enviarlo a la cárcel como tanto querían.Es importante entender que había una guerra civil en el Perú cuando Fujimori asumió la presidencia. Los terroristas mataban inocentes por todo el territorio y los militares tenían que hacer lo posible por defender a la población. En este proceso, es difícil y duro de decir, pero a veces se cometen errores involuntarios y personas inocentes mueren. Hay que poner las cosas en perspectiva: veinticinco (25) personas perdieron la vida en estos ‘crímenes’ que los jueces atribuyen a Fujimori, pero estos ocurrieron en el proceso de salvar a miles de personas de una muerte segura en manos de SL y del MRTA.Esta sentencia, además de ser errónea, sienta un precedente peligrosísimo en el Perú. Las actividades terroristas han incrementado debido a las políticas antiterroristas ineficaces de Toledo y García. La semana pasada, Sendero Luminoso, asesinó a catorce (14) soldados en Apurímac. Si el terrorismo avanza más, ¿quien se va a atrever a ordenar alguna acción en contra de este grupo si al final pueden ser acusados como Fujimori por luchar contra estas agrupaciones de izquierda? Si las fuerzas armadas trágicamente cometen algún error y un inocente muere, esta sentencia asume que el Presidente “tenía o tiene que saber” todas las acciones de sus subordinados y que “seguramente” él lo ordenó. Entonces, ya no hacen falta las pruebas en los juicios en el Perú de ahora en adelante.

 Desafortunadamente, las ramificaciones de este veredicto no sólo se sentirán en el Perú. Los Presidentes Álvaro Uribe de Colombia que desde hace años lucha contra las FARC, Felipe Calderón de México en su conflicto contra los carteles de drogas, o cualquier líder conservador de la región que se vea en la obligación de combatir algún grupo terrorista u organización izquierdista, puede decidir no hacerlo para evitar ser perseguidos en sus respectivos países una vez que dejen el poder. Como anteriormente lo mencionamos, muchos analistas han mostrado preocupación por el hecho que socialistas reciclados se están moviendo para ocupar cargos importantes en los Departamentos de Justicia por toda America Latina y, junto a las autodenominadas ONG de derechos humanos que sólo defienden a terroristas y criminales, perseguirán a los que consideran sus enemigos cuando el escenario político esté a su favor.En el caso Peruano, la gran mayoría de la población ha rechazado la sentencia y muchos simpatizantes e independientes que reconocen los logros de Fujimori, han salido a las calles a protestar este sentencia. Su hija, Keiko Sofia Fujimori Higuchi, candidata a la presidencia de la Republica para las elecciones del 2011, ha dicho que si sale elegida, perdonará a su padre añadiendo: “Esta sentencia será un boomerang para los que persiguen y son enemigos de Fujimori. Hay muchísima gente que apoya a mi padre. Esta sentencia no es una derrota para el Fujimorismo. Al contrario; nos fortalece, y la reacción contra la condena se multiplicará.” Creo que todos podemos coincidir que las próximas elecciones serán un referendo con respecto al legado de Fujimori.*Nicole M. Ferrand es analista y editora del “The Americas Report” del Menges Hemispheric Security Project en el Center for Security Policy en Washington DC. Se graduó de la Universidad de Columbia en Economía y Ciencias Políticas. Estudió Derecho en la Universidad UNIFE y Finanzas Corporativas en Georgetown University.Referencias:

 [1] “Es una sentencia ideológica.” Entrevista a Enrique Ghersi. 14 de Abril del 2009. Diario Correo. Perú.[2] Expresión Política utilizada para a aquellos que proclaman tener ideas de izquierda pero que tienen una vida lujosa o alejada de los ideales propios de las políticas de izquierda.[3] Atentado en Miraflores de 1992 consistió en la explosión de un coche bomba en la cuadra 2 de la calle Tarata, en pleno corazón de Miraflores de la ciudad de Lima, Perú realizada el 16 de julio de 1992 por Sendero Luminoso. Dos vehículos, cada uno equipado con una tonelada de explosivos, explotaron en la mencionada calle a las 9:15 pm., matando a 25 e hiriendo a unas 200 personas.1 La onda expansiva destruyó o dañó 183 casas, 400 negocios y 63 automóviles estacionados.[4] En el campus de la Universidad, elementos radicales de Sendero Luminoso y el MRTA tuvieron una fuerte presencia. En la madrugada del 18 de Julio de 1992, 2 días luego de la explosión del coche bomba en Lima en la céntrica calle miraflorina de Tarata, miembros del Grupo Colina entraron a las residencias de la Universidad Enrique Guzmán y Valle. Una vez dentro, las tropas forzaron a todos los estudiantes a salir de sus habitaciones y echarse boca abajo en el piso. Nueve estudiantes, sospechosos de estar conectados a la explosión de Tarata, – Bertila Lozano Torres, Dora Oyague Fierro, Luis Enrique Ortiz Perea, Armando Richard Amaro Cóndor, Robert Édgar Teodoro Espinoza, Heráclides Pablo Meza, Felipe Flores Chipana, Marcelino Rosales Cárdenas, y Juan Gabriel Mariños Figueroa – fueron separados de los demás y llevados aparte. Mientras tanto, en las residencias de los profesores, un grupo de soldados irrumpió a la casa del profesor Hugo Muñoz Sánchez. Luego de registrar su dormitorio, se llevaron al profesor. Ninguna de las diez víctimas fue vuelta a ver.

 

Gustavo Flores Flores  Correo

Concluido el juicio al ex presidente Fujimori, en muchos peruanos queda una sensación de amargura y cólera. Fue juzgado por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta y sin las pruebas que sus acusadores arguyeron. Los crímenes fueron desviaciones de una estrategia de pacificación; homicidios execrables que iban a contracorriente de un modelo que disminuyó dramáticamente las violaciones a los derechos humanos. La Comisión de La Verdad dice en su informe que en la época de los ex presidentes Belaunde y García hubo más muertos. Qué ironía, por quien pacificó al país y venció la guerra interna contra "Sendero Luminoso", hoy sea juzgado y sentenciado con 25 años de prisión. En el tema de los derechos humanos, Fujimori, en lugar de balas, las comunidades campesinas empezaron a recibir tractores, electricidad, caminos rurales, escuelas, postas médicas e incluso escopetas para su defensa. Nunca antes el Estado se había acercado tanto al pueblo olvidado, las propias comunidades se encargaron, entonces de delatar, capturar y perseguir a los senderistas. El camarada "gringo" que asoló Puno fue capturado con ayuda de la población. Así se ganó la guerra, con un acto de empoderamiento social inédito en un país que siempre despreció a la población campesina.

La encuestadora CPI ha realizado el primer sondeo de opinión y el 59,4 % de los limeños considera que la pena impuesta a Fujimori es injusta; en los estratos socioeconómicos menores llega al 68.3%. Un 58.7% de los encuestados, dicen que sintieron "dolor odio e injusticia". En Puno no se ha realizado una encuesta, pero las tendencias serán las mismas y es que la gente principalmente del campo no olvida a el presidente que visitó e hizo obras la mayor parte de sus distritos, difícil olvidar a quien tomó la decisión de ejecutar la hidroeléctrica San Gabán, el asfaltado de las carreteras Arequipa, Cusco, la Binacional. En Puno donde el terrorismo de Sendero Luminoso mató a G. Zuñiga, L. Dueñas, M. Pachari, E. Coasaca, J. Bedoya. ¿Los hemos olvidado?

 La gente pobre siente "injusticia" por quien ha reconstruido el país, ahora, paradójicamente está en la cárcel, pero la libertad lo espera.

 

 
Interesante y actual,
Un abrazo
 
Esclavos del pasado

Uri Ben Schmuel
uribs@larazon.com.pe
 
Hoy íbamos a ocuparnos de los terribles sucesos en Oslo y Utaya. Porque, como anota muy agudo el columnista español Raúl del Pozo, en Europa la historia se repite no como tragedia sino como matanza. La repudiable masacre cometida por un fanático neonazi refuerza nuestra impresión, comentada aquí meses atrás, respecto de la preocupante semejanza entre el clima preguerra II Guerra Mundial y el actual. En ambos casos, con una grave crisis económica de por medio, la serpiente vuelve a poner el huevo, para usar la memorable metáfora del filme de Ingmar Bergman.
Pero hay un tema más cercano, del que no pudimos ocuparnos en la columna anterior. Y que, de alguna manera, refleja cómo aquí, entre nosotros, seguimos esclavos del pasado. Nos referimos a la reciente sentencia del TC, según la cual un juicio puede durar un cuarto de siglo. Si los presuntos involucrados son militares, claro está. En ese caso, no hay prescripción que valga. La prescripción solo funciona para los terroristas.
 
No extraña, en realidad, la postura del Tribunal Constitucional. Es lo “políticamente correcto”. Vemos a los medios caviares martillar un día sí y otro también que las fuerzas armadas no nos libraron del terrorismo sino que cometieron “genocidio” y justificar que textos escolares contengan cruda propaganda senderista. Vemos que más de mil miembros de las FFAA y PNP han sido “judicializados” por “violar sistemáticamente DDHH”. Sentimos que estamos como la mujer de Lot, petrificados de tanto mirar hacia atrás. Y no resistimos la tentación de citar a esa gran periodista que es Pilar Rahola:
 
“Un círculo de odios, venganzas, juicios inacabables y toda suerte de denuncias cruzadas aún atenazan –y condicionan severamente– la política argentina (...) A Argentina le pesa tanto el pasado, que a veces parece que habita en él, como si la realidad no fuera más que su derivada. Un pasado, además, mirado con ojo tuerto, cuyos terroristas son considerados héroes del pueblo (...) Lacra de toda Latinoamérica y no sólo de Argentina, la actitud de una parte del espectro social, que minimiza, justifica e incluso avala el terrorismo, en un penoso síntoma del relativismo ético que practican muchos líderes de izquierdas (...) Eso es el relativismo ético, ésa es la quiebra de valores que, con angustiosa naturalidad, se puede respirar en la Argentina que avala determinado progresismo”.
 
Y sigue Rahola: “Chile y Uruguay encontraron su camino, atribulado, doloroso y valiente, hacia la reconciliación. Argentina prefiere chapotear en un eterno barrizal. Personalmente, no estoy segura de que alcance justicia, pero conseguirá niveles notables de venganza. Y eso, que alimenta a las furias del pasado, puede ser dinamita para el futuro”.
 
Cambie “Argentina” por “Perú”, vuelva a leer lo anterior, reflexione un momento y diga si no parece describir nuestra realidad. O, mejor dicho, la realidad mediática con la que nos envenena a diario la progresía jugando en pared con jueces y fiscales adoctrinados por las ONG derechohumanistas. Con una alta carga de irresponsabilidad, patrocinan y exacerban cotidianamente el pasado y ejercitan una memoria selectiva, en una suerte de apuesta al abismo, a la que se ha sumado entusiasta el TC.
 
No nos dejemos arrastrar más por quienes se empeñan en dividir a los peruanos enarbolando el odio cual estandarte político.
 


María Cecilia Villegas:

""¿Justicia ciega o venganza política?""

Irreverencias

 

Lima - Hace varios meses escribí "Siete Hombres Enojados", haciendo referencia al TC y su decisión de modificar y reescribir la Constitución aunque escapara a su competencia. Cuando un organismo de poder, como el TC, actúa por encima de sus atribuciones por motivaciones políticas o ideológicas atenta contra la seguridad jurídica y el Estado de Derecho. Un país necesita instituciones sólidas para garantizar los derechos de los ciudadanos y la predictibilidad de la ley.
Nuevamente el TC emite una resolución cuestionable: la que declara infundado el Hábeas Corpus del expresidente Fujimori. Dicha acción constitucional no buscaba su excarcelación, sino cuestionaba la violación de un derecho constitucional en la administración de justicia: la pluralidad de instancias. De acuerdo con este, todo ciudadano tiene derecho a apelar una resolución de un juez. En este caso, Fujimori había recusado a los vocales supremos que revisarían su sentencia, al no considerarlos aptos para administrar justicia, en este caso por estar influenciados por pasiones políticas e ideológicas.
Más aún, el proceso seguido contra el presidente Fujimori por los delitos de La Cantuta y Barrios Altos no se ajustó a derecho. Para condenarlo se tuvo que crear una interpretación que no se basa en la ley vigente. San Martín debió leer a Hobbes y entender que al hacerlo excedió sus funciones. Antes de que se actuase el proceso, San Martín decidió que Fujimori era culpable y para ello creó una figura que no existía, destruyendo la predictibilidad de la ley y el debido proceso. Esta interpretación, digitada desde España, de acuerdo con los correos electrónicos encontrados, debería ser razón suficiente para declarar la nulidad del proceso. Sócrates sostenía que el juez debe escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente. El supremo San Martín no cumplió ninguna.
El Poder Judicial y el TC se han convertido en organismos ideologizados y politizados. No por nada el presidente de la Corte Suprema fue quien presidio el tribunal que juzgó al expresidente y el Fiscal de la Nación fue el fiscal acusador.
Prueba de ello es que en el caso de Antauro, se pretende considerar como atenuantes: (i) ser hermano del Presidente, y (ii) no haber disparado contra los policías. En un Estado de Derecho todos somos iguales ante la ley. ¿Cómo es entonces que la ley es aplicada y las acciones interpretadas de manera distinta según convenga a las ideologías en el poder? Ni defiendo ni exculpo al presidente Fujimori, defiendo su derecho a un juicio justo y al debido proceso. Si va a ser condenado que lo sea por delitos efectivamente cometidos ante el ordenamiento vigente y por jueces sin pasiones políticas. Todo lo demás no es justicia, es venganza. "Los juicios sin pruebas definitivas de culpa podrían no asentarse con facilidad en la conciencia de la sociedad, ni ser recordados con orgullo por las generaciones futuras".

 

Los crimenes olvidados de La Cantuta

José Antonio Vallejo Vidal

Le informo sobre el caso La Cantuta que conozco bien porque yo fui profesor en esa universidad precisamente el año 1992 en que ocurrieron una serie de actos luctuosos:
En La Cantuta había un pequeño pero muy activo contingente de Sendero Luminoso, el contacto entre este grupo y Abimael Guzmán era la mujer del profesor Hugo Muñoz, cuyo nombre no recuerdo en este momento, era ella quien traía las órdenes de Abimael Guzmán y le llevaba los recados.
El profesor Hugo Muñoz era el responsable político de esos contingentes de SL en la universidad.
Se paseaba muy seguro de sí mismo por el campus universitario rodeado de esos alumnos que constituían su "gard de corps". (bodyguards)
En la universidad existen alojamientos para estudiantes que debían reunir dos características:
Bajos recursos económicos y ser de provincias.
Era este tipo de alumnos el que ocupaba las viviendas universitarias.
Las células de SL determinaron en sus reuniones que esas viviendas fuesen sólo para ellos y le exigieron a la señora Rosa Pretell, supervisora de las viviendas y, al mismo tiempo, del comedor universitario dos cosas:
Que desaloje a los estudiantes provincianos pobres que vivían allí para poderlas ocupar ellos y además le exigieron que les dé una parte de los víveres que la universidad daba para abaratar los costos del menú universitario.
La honestísima y valiente señora Pretell se opuso tajantemente.
Resultado:
Estos fascinerosos, que ahora son presentados como víctimas, asesinaron a mansalva a la heroica señora Pretell y entraron a las viviendas desalojando a patada limpia a quienes vivían allí y las ocuparon ellos y sólo ellos.
Nadie, ni las autoridades universitarias protestaron por ese abuso, por temor lógicamente.
Por lo tanto, todos los que ocupaban las viviendas universitarias a partir de ese momento eran sólo militantes de SL.
Posteriormente esa misma pandilla de asesinos ejecutó cobardemente al profesor de historia Franklin Távara, que como el suscrito, aunque varios años antes que yo, hacía críticas en clase a SL.
Lo asesinaron de la manera más pérfida, frente a su colegio Miguel Grau en Chaclacayo del cual era también director, cuando ll evaba a su hijita de la mano al colegio.
Este colegio era (es) cooperativo; es decir, de propiedad de todos los profesores.
Franklin Távara era militante de Izquierda Unida, candidato y prácticamente seguro ganador a la Alcaldía de Chaclacayo.
Nadie protestó.
Nadie ha dicho nunca nada de ellos.
Nadie fue a hacer misa por ellos en la universidad como sí fue personalmente el cardenal Augusto Vargas Alzamora a hacer misa sólo por los terroristas muertos.
Ningún periódico, ni político, ni personalidad intelectual reclamó por la muerte de esas dos personas honestas y trabajadoras que no tenían nada que ver con la explot ación de los pobres y que por el contrario estaban al lado de la gente pobre.
El profesor Hugo Muñoz era jefe del Departamento de Servicios Académicos (encargado de entregar las actas de notas a los profesores) y cuando me entregó las actas me conminó a no continuar con mis críticas a SL.
Al poco tiempo desapareció junto con los nueve senderistas que fungían de alumnos.
SL hizo inmediatamente un escándalo con volanteos y pequeñas marchas en la universidad y afuera todos los medios de comunicación, los políticos, las ONG supuestas defensoras de los DDHH, el Departamento de Estado yanqui, la iglesia católica, etc, pusieron el grito en el cielo y protestaron airadamente por estas desapariciones, pero eran los mismos sujetos que antes no habían dicho absolutamente nada por la muerte alevosa de la Sra. Pretell y del profesor Távara.
Al finalizar el año académico yo me retiré de la universidad, no tengo ninguna vergüenza en decirlo, muerto de miedo.
Nunca más regresé.
Por eso me ha sorprendido sobremanera la sentencia al señor Fujimori, en la que sin ninguna investigación previa se libera a ese profesor y estudiantes de alguna relación con la banda terrorista Sendero Luminoso, asunto que además no tenía nada que ver con el objeto del juicio.
Lo que se ha hecho con el vencedor del terrorismo expresidente Alberto Fujimori en el juicio es una aberración jurídica resultado del odio, de la envidia por sus logros que no pudieron hacer los dos inútiles e incapaces presidentes anteriores Fernando Belaúnde Terry y Alan García, es producto de una persecución política orquestada desde los EEUU que no veía con buenos ojos la dirección que iban tomando las medidas comerciales de Fujimori hacia los países asiáticos 
 
 
 
 
 
(Espero que esto circule por todo el planeta)
- Mensaje letal y prohibido para caviares y ONG que lucran con los DDHH -
 
 
 
                                                                       

 

 

 

 
Interesante y valiente artículo ahora que todos los caviares gimen..
 
Un abrazo
 
  
 La sentencia Villa Stein
 
 
 Víctor Robles Sosa <victor.robles.sosa@hotmail.com>Queridos amigos:
 
Les envío este artículo que acabo de escribir para esclarecer el debate sobre la sentencia de Javier Villa Stein. Los dejo en entera libertad para que quienes deseen lo publiquen y divulguen. Saludos cordiales. Víctor
 
POLITICAMENTE INCORRECTO
La justicia se amarra bien los pantalones

Por Víctor Robles Sosa
La sentencia dictada por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia en el caso Colina restaura el imperio del Derecho y supone además un duro golpe para la estrategia jurídica de Sendero Luminoso de convertirse en víctima del sistema democrático, al que agredió a sangre y fuego.
Nada, ni nadie, puede justificar los asesinatos de Colina, pero en el nombre de la justicia tampoco nadie puede violentar el estado de derecho, ni los derechos fundamentales de la persona humana. Esto es precisamente lo que ocurrió y lo que acaba de rectificar el tribunal que preside el doctor Javier Villa Stein.
Los miembros de Colina se merecen una condena penal por sus actos, y la tienen. Les han rebajado solo tres años, en compensación inevitable por los derechos vulnerados, pero la izquierda hace un escándalo como si los hubieran absuelto y excarcelado.
¡Qué diferencia con el silencio cómplice y cobarde que han guardado en todos estos años en que la democracia boba ha excarcelado a más de tres mil terroristas convictos y confesos, sin que se hayan arrepentido!
El Movadef, que hoy erosiona la gobernabilidad y la democracia atizando asonadas por todo el país, es el fruto de esa complicidad artera de la izquierda.
La sentencia es impecable porque restaura la vigencia de los principios del Derecho que habían sido vulnerados por malos magistrados sometidos a la izquierda.
El principio de legalidad dice: nadie puede ser juzgado con leyes que no estaban vigentes cuando ocurrieron los hechos juzgados; sin embargo en este caso se aplicó el tipo penal de Lesa Humanidad, normado por el Estatuto de Roma, que entró vigencia en el Perú recién el 2003.
El principio de la Irretroactividad de la Ley Penal señala que ésta es retroactiva solo cuando beneficia al procesado, y sin embargo se les aplicó a los procesados el Estatuto de Roma y la convención sobre desapariciones forzadas.
Un derecho fundamental de la persona humana es al Debido Proceso, y dentro de éste al Plazo Razonable. La ley peruana fija este plazo en tres años y sin embargo fueron juzgados ¡más de diez años! sin una sentencia firme.
Invocando el respeto estricto a estos mismos principios, la izquierda, a través de sus ONG, logró reducirles las penas o excarcelar a terroristas como Castillo Petruzzi, Lori Berenson, Víctor Poláy; y Carmen Ochoa Rúa, asesina de la calle Tarata, entre muchos otros más.
Invocando el respeto riguroso al debido proceso, la izquierda ha propiciado la excarcelación de más de 3000 terroristas. ¡Para ellos sí reclama derechos!
¿Por qué se los niega a militares que se volvieron asesinos por querer hacer justicia, ilegalmente, con sus propias manos? Porque ello colisionaría con su objetivo político: “demostrar” que la democracia es un régimen violador de DDHH.
Es esto coincide con Sendero Luminoso, que desde 1980 desplegó una estrategia legal cínica que consiste en acusar de “genocidio” (delito de lesa humanidad) a la democracia, para aparecer ellos como “víctimas”.
En el hipotético negado caso de que hubiese estado vigente el tipo de lesa humanidad, tampoco sería aplicable porque no se cumplen los presupuestos que fija el Estatuto de Roma. Doy dos ejemplos.
Para que un crimen sea de lesa humanidad tiene que “ser generalizado o sistemático, por lo que los actos aislados o cometidos al azar no pueden ser considerados incluidos en esta tipificación”. O “como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil” (Estatuto de Roma)
En ningún caso encaja pues La Cantuta y Barrios Altos fueron actos aislados, y NO hubo un ataque generalizado a la población sino a personas que fueron identificadas antes por sus asesinos como presuntos terroristas.
Los Colina ya tienen sentencia firme, se ha restaurado el imperio del Derecho, y los terroristas no podrán seguir declarándose “víctimas de genocidio”.
Ya era hora de que magistrados valientes le pusieran fin a la gran farsa jurídica montada por los defensores de oficio del terrorismo.
Susana Villaran y la Flor de retama (del blog de Victor Robles Sosa)
  • A la alcaldesa Susana Villarán se le ocurrió, el pasado viernes, cantar el himno no oficial de la banda terrorista Sendero Luminoso, el huayno Flor de Retama, en un acto público. Lo hizo dos días después de una reunión en la que recibió el apoyo de la izquierda enemiga de la economía de mercado y de la inversión privada. Grave error que le costará caro en la campaña por la revocación. 

    Anticipándose a las críticas, Villarán justificó su actitud diciendo que aquel huayno fue usurpado por Sendero y que en realidad es un homenaje a “los estudiantes de Huanta que lucharon por el pasaje estudiantil”. Aludió así a la asonada del 21 y el 22 de junio de 1969, en Ayacucho y Huanta, que dejó cuatro muertos y decenas de heridos. 

    Villarán conoce perfectamente aquellos hechos, pero voy a ayudarla a hacer memoria. Aquella asonada estalló el 21 de junio en Huamanga – allí ocurrieron las muertes – y continuó al día siguiente en Huanta. Fue promovida por el Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho (FDPA), que estaba controlado por el Partido Comunista (PCP) ayacuchano, que encabezaba Abimael Guzmán. 

    Semanas antes de la revuelta, los seguidores de Guzmán difundieron la mentira de que el gobierno militar izquierdista iba a eliminar la gratuidad de la enseñanza. Aplicaron el mismo libreto que hemos visto después en Tambo Grande (“va a desaparecer el limón”), Cajamarca (“están envenenando el agua”), y en Celendín (“en Porcón no hay bosque, son fotos de Suiza”). Los pupilos de Guzmán – principalmente alumnos de secundaria y universitarios fanatizados – se movilizaron por comunidades campesinas y barrios marginales. En realidad, el gobierno militar de izquierda promovió mas bien la estatización total de la educación. 

    La “defensa de la gratuidad de la enseñanza” que evoca Villarán fue una coartada para que Guzmán realizara su primer ensayo de asonada armada, en la perspectiva de plasmar el genocidio que llamó “guerra popular”. Aquellos dos días, turbas de campesinos encabezadas por cuadros del PCP saquearon locales públicos y privados, y atacaron los puestos policiales. 

    Unos meses después, en 1970, Guzmán y su grupo (“fracción roja”) rompen con el PCP Bandera Roja y nace así Sendero Luminoso, que ejercía la mayor influencia en la Federación de Estudiantes de la universidad de Huamanga (FUSCH), el Frente Estudiantil Revolucionario (FER), la Federación de Barrios, y el FDPA. Guzmán inició entonces los preparativos para iniciar su “lucha armada”, reivindicando la “gesta” del 21 y 22 de junio de 1969. 

    Es a esa jornada extremista a la que alude la canción Flor de Retama, cuya letra evoca la “sangre derramada del pueblo”, y la “pólvora y dinamita”, armas predilectas de Sendero. ¿Quién podría negar su esencia senderista? Solo quienes niegan la realidad, o simpatizan con la violencia subversiva. 

    Lo más lamentable de este incidente es que, con su gesto, la alcaldesa ha agraviado a los familiares de las víctimas de Sendero Luminoso, que siguen esperando justicia, y a la memoria de quienes fueron asesinados, violados, humillados, torturados por Sendero Luminoso. 

    Por otro lado, la familia Villarán De la Puente se había topado antes con Sendero Luminoso. Jimmy Wensjoe, ex esposo de Rosa Villarán, hermana de la alcaldesa, fue detenido en Ayacucho el 28 de febrero de 1982, día en que Sendero intentó asaltar la cárcel de Huamanga. Wensjoe fue internado herido, bajo custodia policial, en el hospital de esa ciudad. 

    Rosa Villarán niega que su ex marido haya participado en esos hechos. Dice que Wensjoe estaba de casualidad paseando en Ayacucho y que lo detuvieron por gusto. La policía, sin embargo, sostiene que Wensjoe sí participó en el ataque y resultó herido en la refriega. 

    La noche del 2 de marzo – dos días después – Sendero volvió a atacar el penal y esta vez logró su propósito: asesinó a tres policías y liberó a 254 presos. Esa misma noche, un grupo de policías decidió hacer justicia con sus propias manos y asesinó a los detenidos del primer ataque que estaban en el hospital, entre ellos a Wensjoe. Los autores de este crimen fueron después detenidos, juzgados y sentenciados. 

    Los hechos señalados demuestran que Susana Villarán conoce perfectamente a Sendero, y también sabe que Flor de Retama es el himno no oficial de esa banda terrorista. La alcaldesa está obligada a pedirle perdón a las víctimas del terrorismo y al país por semejante agravio. 

    FLOR DE RETAMA 

    Vengan todos a ver 
    ¡Ay, vamos a ver! 

    En la Plazuela de Huanta,
    amarillito flor de retama,
    amarillito, amarillando
    flor de retama. 

    Donde la sangre del pueblo,
    ahí, se derrama; 

    allí mismito florece
    amarillito flor de retama,
    amarillito, amarillando
    flor de retama. 

    RECITADO

    ¡Allí donde los cerros se encienden
    hasta alcanzar la aurora!
    ¡Allí donde en tus faldas
    se hacen buenas mujeres!
    Tus nietos tienen que ser hombres
    antes de ser niños
    ¡Allí! ¡Amarillito, amarillando,
    crece la flor de la retama! 

    Por Cinco Esquinas están,
    los Sinchis entrando están. 

    Van a matar estudiantes
    huantinos de corazón,
    amarillito, amarillando
    flor de retama;
    van a matar campesinos
    peruanos de corazón,
    amarillito, amarillando
    flor de retama. 

    FUGA

    La sangre del pueblo
    tiene rico perfume;
    la sangre del pueblo
    tiene rico perfume;
    huele a jazmines, violetas,
    geranios y margaritas;
    a pólvora y dinamita.
    Huele a jazmines, violetas,
    geranios y margaritas;
    a pólvora y dinamita ¡Carajo!
    ¡A pólvora y dinamita!
    ¡Ay, carajo!
    ¡A pólvora y dinamita
     
  •  

 



AlysonBjq
Tuvalu
24/10/17 07:59PM

https://twitter.com/DollyPa99774028/status/916642325358661632


AlysonOqo
Grenada
17/10/17 08:26PM

url.org/bookmarks/barbara288/Buying%20soma%20online/?f=1


AlysonIno
Algeria
08/10/17 02:21AM

Hey everybody! Lately I have been fighting with a lot of Problems. Friends and doctors keep telling me I should consider taking pills, so I may as well <a href=https://www.snowdonrailway.co.uk/phpunit/long-term-use-of-tramadol>link</a> and see how it goes. Problem is, I haven't taken it for a while, and don't wanna get back to it, we'll see how it goes.


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


CharlesJen
Czech Republic
05/10/17 05:10AM

wh0cd474993 <a href=buy-seroquel.store/>example</a> <a hrefs="buy-seroquel.store/">buy seroquel</a> buy-seroquel.store/


Comentarios Antiguos
1 2 3 >

Comentarios



Auspiciadores





CONFLICTO JUDIO - PALESTINO
2768 Comentarios


MEDIDA EJECUTIVA EN INMIGRACION
2278 Comentarios


VOTO LATINO - REFORMA MIGRATORIA
893 Comentarios


  • Tel.: 1-800-123-5566
  • Fax: 1-800-123-5577
  • Correo: customer@company.com